El Servicio de Evaluación Ambiental admitió a trámite cinco solicitudes en contra del proyecto, dando inicio a un proceso de anulación de la actual RCA.